¿Qué necesito para ir a Cuba?

Cuba es un país magnífico para visitar, y de eso no hay dudas. Si bien el país es controvertido por su sistema sociopolítico, la polarización entre el capitalismo y comunismo ha creado algunos sesgos que no son necesariamente ciertos. Lo dejamos de este modo: Cuba no es ni el desastre que cree la mayoría, así como tampoco es el éxito que creen unos cuantos. Es un país como cualquiera: con aciertos, desaciertos, virtudes y defectos, lados amables y otros no tanto.

La clave de un buen viajero es disfrutar y conocer distintas culturas, estilos de vida, modelos socioeconómicos, y otros aspectos que nos permiten abrir la mente, entender y ver de otra forma nuestro mundo.

Pero bueno, si decides dejar atrás ideas preconcebidas y conocer esta hermosa isla, aquí te damos algunos tips clave para que inicies tu viaje con el pie derecho y disfrutes de la isla al 100%.

¿Qué necesito para ir a Cuba? Preparando tu viaje

La Floridita, Habana, Cuba
La Floridita, La Habana, Cuba

Lo primero que debes tener en la cabeza es que en Cuba te vas a desconectar por completo del resto del mundo, ya que aunque la isla cuenta cada vez con mayor y mejor conexión de internet, tampoco es lo más común que encontrarás. Claro que el acceso a la red también depende de en donde te hospedarás y los lugares que visitarás, pero de eso hablaremos más adelante.

Volviendo a lo básico para preparar tu viaje, lo primero en lo que debes pensar es en lo que piensas llevar. Si eres aficionado a la fotografía y llevas trípode y cámaras, tendrás que prepararte para que te retengan un rato en el aeropuerto, ya que por seguridad las autoridades te preguntarán qué harás con el equipo. Si llega a pasar, solo cuéntales la verdad, y no te retendrán por mucho tiempo. Si vas a llevar un dron, piénsalo dos veces, ya que necesitas pedir permiso para usarlo, pues como en muchos países del mundo, su uso es restringido.

Pasando a la pregunta de qué necesito para ir a Cuba, lo primordial es la Visa. Cuba la pide a todo aquel que visite la isla, por lo que es obligatorio comprarla. Afortunadamente no tendrás problemas con conseguirla, ya que la venden en la embajada o en la misma aerolínea. El valor es de solo $12 a $15 USD (puede variar en cada país). Procura llenarla con los datos exactos y no hacer tachones, o te tocará comprar una nueva. La Visa es válida por 15 días con posibilidad de renovación por un tiempo similar.

Otro papel adicional que deberás obtener es un seguro de viaje, el cual podrás obtener en la isla y tiene un valor de aproximadamente $9 USD (2.50 a 3 CUC).

La moneda cubana

CUC Peso Cubano

Este aspecto es clave, ya que la única moneda que oficialmente reciben en Cuba por parte de los extranjeros es el CUC o Peso Convertible, una especie de moneda paralela al peso cubano, y cuyo valor es casi el equivalente al dólar.

¿Por qué casi? Porque si bien en teoría 1 CUC equivale a 1 dólar, al hacer el cambio te lo cobrarán a 0.85 centavos de dólar, contando con una especie de penalización de 0.15 centavos. Recomendamos hacer el cambio en casas de cambio autorizadas y jamás dejar que te cambien los dólares a CUC, pues puedes sufrir de una dolorosa estafa.

El hospedaje

Salvo por la estadía en Varadero, tuve la fortuna de quedarme con la familia del amigo de un tío en Güira de Melena (a media hora de La Habana). Sin embargo, si no cuentas con esa fortuna, cuentas con algunas opciones: la primera son las casas de familia y otros espacios autorizados para hospedar extranjeros, las cuales puedes encontrar en sitios como AIRBN.  La segunda opción serían los hoteles, aunque si no cuentas con demasiado presupuesto, te podría salir bastante costoso.

En la mayoría de las grandes poblaciones de Cuba puedes encontrar sitios donde te puedes quedar a buenos precios.

El transporte

En Cuba puedes encontrar taxis, en su mayoría carros antiguos, los cuales puedes solicitar en la calle para hacer toures e incluso para viajar a otras poblaciones. También puedes abordar buses, los cuales te llevarán a otros puntos de interés como Matanzas o Varadero.

Otra opción es alquilar un automóvil. Justo al lado del aeropuerto hay un sitio de alquiler de autos. Si tomas esta opción, procura mantener tanqueado el carro, pues en ocasiones la gasolina puede llegar a escasear o las gasolineras pueden estar alejadas unas de las otras.

Cómo acceder a internet en Cuba

Si ya es una necesidad conectarte aunque sea una vez al día, te comento que tendrás una solución sencilla: comprar tiempo de internet prepagado. En la isla hay varios puntos Wi-Fi públicos a los cuales puedes acceder mediante una tarjeta con 1 hora de internet cuyo valor es de 1 CUC. Al obtenerla, raspa con cuidado la parte de atrás en donde encontrarás un código de usuario y clave.

Al usar la tarjeta te darán 60 minutos que correrán mientras estes conectado. Es decir que si a los 20 minutos decides desconectarte, puedes sencillamente apagar el Wi-Fi de tu dispositivo, y al volver a ingresar con el mismo usuario y código y aún tendrás 40 minutos disponibles.

A pesar de que puedes encontrar puntos Wi-Fi, es recomendable que descargues los mapas en Google Maps por si acaso, ya que así podrás verlos sin conexión. El GPS seguirá funcionando, pues no hace uso de lso datos.

Algo importante: antes de viajar a la isla, descarga las Apps que necesites usar, pues para Cuba hay un bloqueo que no permite acceder a tiendas de aplicaciones. En mi caso que uso iPhone, Apple tiene restringido su uso en Cuba y por lo tanto no es posible descargar apps.

Los tours

Si no eres de los que les gusta explorar, entonces empieza a contratar tours antes de viajar. Es ideal hacerlo de este modo, pues puedes encontrar recomendaciones valiosas y no tendrás que improvisar. Aunque no es tan complejo tampoco encontrar agencias autorizadas por el gobierno por el gobierno, incluso puedes contratar a algunos taxistas que te pueden dar un tour por la Habana vieja y contarte un poco de la historia de la ciudad.

La gente

Prepárate para la alegría. Los cubanos son en general personas muy amables y cero conflictivos. Siempre preguntarán de dónde eres, cómo te sientes, si disfrutas de sus comidas, el clima, etc. Eso sí, habrán unos que se querrán aprovechar o sacarte más dinero, lo cual es normal en cualquier país de Latinoamérica. Sencillamente saca a relucir tu sentido común, y no tendrás problema con algunos pocos que pueden aprovecharse de tu situación como turista.

Por ejemplo, si vas a comprar habanos, procura hacerlo en establecimientos autorizados o de lo contrario podrían darte unos de mala calidad.

Más allá de ello, no hay mayor inconvenientes. Eso sí, procura dar propinas por sus atenciones, pues realmente vale la pena recompensar la buena atención que recibirás en muchos lugares.

Deja un comentario