4 minutos de lectura

Este artículo fue publicado originalmente en El Paskin como “Caminata Cascada Las Delicias Bogotá” el 30 de marzo de 2017. Aquí se encuentra íntegro el artículo original escrito por Ali Colmenares.

Como montañista y extranjero, al llegar a Bogotá una de las averiguaciones importantes era conocer los lugares para practicar el excursionismo cerca de la ciudad. Uno de los primeros lugares a los que hicieron referencias mis amigos de los grupos Scouts en Bogotá fue la caminata a las Delicias. En los 2 años que tengo en la ciudad ya he subido unas 4 veces y se ha convertido en uno de mis lugares favoritos para caminar al aire libre.

La caminata comienza en la estación de la calle 63 de la Av Caracas (si, la de los moteles) tal vez mientras tu vas en plan de trekking hacia el oriente te consigas parejas caminando en otros planes hacia el occidente, pero eso es otro tema. El punto de encuentro ideal es en la iglesia de Lourdes, no hace falta madrugar, encontrarse a las 8:30 de la mañana es una buena hora para estar de regreso a la 1 de la tarde.

Desde la iglesia se camina hacia el oriente buscando la carrera 7ma por la calle 62 y luego la Av Circunvalar hacia el Barrio Calderón Tejada, hay múltiples caminos para llegar al barrio, la mejor referencia son los senderos ecológicos. Ya en Calderón es muy fácil ubicar el camino hacia la montaña siempre al Este o como dicen por estos lados hacia el Oriente (es lo mismo). El Barrio tiene un aspecto muy popular con carencia de infraestructura urbana, para los más gomelos puede resultar un poco perturbador.

Haciendo zoom en el mapa podras encontrar la ruta a la cascada Las Delicias Bogotá

El inicio real de la ruta se identifica por unas escaleras de madera que se adentran hacia la montaña, allí mismo cambia todo el panorama, ya estas en medio de un camino abierto y rocoso rodeado de eucaliptos, a pocos metros girando un poco a la izquierda conseguimos una pequeña chorrera de agua llamada Cascada de la Virgen, un ambiente muy acogedor arruinado por una tubería que daña cualquier intento de foto paisajística… para tomar el camino hay que volver atrás y seguir a la derecha, en realidad no hay que preocuparse mucho por la ruta ya que el camino nos va llevando sin pérdida. Unos metros más adelante luego de una subida conseguimos un mirador perfecto para los selfies (en mis tiempos le decíamos auto retrato). Seguramente en este punto conseguirás policías que vigilarán la ruta hasta las 12 del medio día.

las-delicias-_20170305_122415572

Cascada de La Virgen

Al continuar el camino cruzamos por unos bonitos puentes peatonales de madera y pasamos sobre la quebrada las Delicias, unos minutos más tarde nos conseguimos con el Pozo del Ahogado, un nombre algo trágico para un lugar tan bonito que ahuyenta las ganas de meterse al agua. Pero no te metas sigue de largo, lo ideal es llegar al final y dejar el chapuzón para el descenso.

las-delicias-20170305_102537282

Pozo del Ahogado

Mas adelante encontraras el Pozo de Las Nutrias, el más idóneo para  sumergirse en el regreso. Toma agua, come un caramelo, toma una foto y sigue que ya falta poco.

las-delicias-20170305_103057816

Pozo de las Nutrias

Luego de unos minutos de ascenso y tras pasar un bonito puente de madera ya estas en La Cascada Las Delicias, una caída de agua escalonada que dibuja una artística imagen natural en medio de la montaña, es el momento de respirar un poco, beber agua del río y disfrutar de esa energía pura que solo podemos encontrar en estos paraísos naturales. Una rutina clásica para las fotos es pasar por detrás del chorro de agua y jugar un rato entre las piedras y la caída de agua. En este punto también encontrarás presencia policial hasta las 12 del medio día, a partir de esa hora se retiran y quedas bajo tu propio riesgo, por lo tanto lo ideal es estar de regreso en este punto a las 11 am.

las-delicias-20170305_104654221

Cascada Las Delicias Bogotá

De regreso la recomendación es sumergirse en el pozo de las nutrias, aunque el agua es muy fría, vale la pena meterse por unos minutos y recibir toda esa descarga de agua helada en el cuerpo, a salir sentirás la piel y los músculos revitalizados.

En cuanto al tiempo la caminata desde la iglesia Lourdes hasta la Cascada puede durar 1 hora y media aproximadamente, mas 1 hora de pausas, fotos y chapuzón, además de 1:30 de bajada, el paseo completo puede durar 4 horas.

Ciertamente vale la pena disfrutar de esta caminata, para tomar consciencia del sistema ecológico que surte de agua a la ciudad, escuchar el viento, el agua, los pájaros y lo más importante escuchar tus pulmones y tu corazón mientras caminas meditando en silencio, de seguro regresarás a la ciudad recargado de energía y vitalidad.

Un video de nuestra visita 😉

Deja un comentario

Ir arriba